UNAL, escenario elegido por Heiner Goebbels para su obra sonora

Considerado en todo el mundo como unos de los innovadores teatrales de los últimos tiempos, el compositor alemán trajo a Colombia la exposición retrospectiva “It’s beautiful here”, en la que acoge videoinstalaciones sonoras que consideraba ideales para ser expuestas dentro del campus de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL).

Hace dos años el maestro Goebbels visitó por primera vez la Sede Bogotá de la UNAL, un momento en el que el artista se sintió inspirado, emocionado y realizado por cuenta de la experiencia de sonidos que brindan especialmente las áreas cercanas al Conservatorio de Música, donde los estudiantes practican con sus instrumentos al aire libre, en medio de árboles y arbustos.

“Pensé que era un campus realmente maravilloso, el espacio me invitó”, comenta el compositor, quien también se vio sobrecogido por la arquitectura de espacios como el Museo de Arte.

Esa visita marcó el inicio de la exposición “It’s beautiful here”, que estará abierta al público del Museo hasta el 29 de febrero de 2020, para que los asistentes disfruten de la experiencia sensorial que propone el autor con las videoinstalaciones sonoras “Landscape Plays” y “Genko-An 111321”.

La retrospectiva a la obra de este artista innovador de las artes escénicas, que ha colaborado con los mejores conjuntos y orquestas del mundo –como Ensemble Modern, Ensemble MusikFabrik, Asko/Schönberg, Berg Orchestra, Berlin Philharmonic, Brooklyn Philharmonic, entre muchas otras– se complementará con dos presentaciones de su composición orquestal: Surrogate Cities y la instalación performativa Los peces tendrán que aprender a caminar sobre la tierra, creada por Goebbels especialmente para esta ocasión, además de clases magistrales y conferencias.

Esta agenda será acogida por espacios como el Museo de Arte, el Auditorio León de Greiff y el Laboratorio de Ensayos Hidráulicos de la Facultad de Ingeniería, este último su principal inspiración para crear la obra Los peces tendrán que aprender a caminar sobre la tierra, en torno a la que el artista quiso reservarse los detalles hasta su apertura, el próximo 18 de septiembre a las 3 p. m.

Experiencia de luz, voces y video

Toda la muestra, que contó con la curaduría de María Belén Sáez y Santiago Gardeazábal, busca abordar el universo creativo de este humanista que ha llevado las artes escénicas, plásticas y musicales a niveles de la más alta renovación y que como compositor se ha destacado por su mezcla de estilos, basándose en fuentes tan diversas como la música clásica, el jazz o el rock.

La exposición fue comisionada y producida por la Dirección de Patrimonio Cultural de la UNAL, con el apoyo del Goethe-Institut y Nova Et Vetera. Sobre esta experiencia, el artista prefiere no formarse expectativas específicas, sino dejarse sorprender por las relaciones que los espectadores puedan entablar con su obra.

“Mi idea es abrir mi trabajo a las reacciones y experiencias, a la imaginación de los individuos que la visitan, alguien puede ir ahí y descubrir algo que yo nunca me imaginé, esa puede ser la mayor expectativa”, comenta el compositor alemán, quien en la exposición inaugurada en el Museo de Arte trae dos experiencias diferentes.

Por un lado, “Genko-An 111321” es definida como un largo salón convertido en un espacio de meditación inspirado en un templo budista de Kyoto (Japón). En él los visitantes se verán envueltos en un conjunto de voces desconocidas e incomprensibles, como una invitación a respetar lo extraño y diferente.

Entretanto, “Landscape Plays” es catalogada por el artista como una retrospectiva hacia su trabajo temprano en el teatro musical en el que tomó imágenes de sus obras fuera de contexto para componer nuevos paisajes de colores, sonidos, temperaturas y ritmos. La muestra ya había sido presentada el año pasado en Europa, pero fue retomada por el artista por considerarla perfecta para el espacio del museo

EJE21 (Co), 14 September 2019